Saltar al contenido

San Jacobo, relleno de bechamel de jamón

mayo 14, 2017

Exquisito, es la palabra que mejor le viene a estos filetes, unos san jacobos rellenos de bechamel de jamón. Mi marido me dice que ojalá hubiera una opción en las recetas de probar el sabor, sería una maravilla. He hecho para dos veces. Los que me sobraron los he congelado para otro día.  Espero os guste tanto como ha gustado en casa.

Ingredientes:

  • Filetes de lomo
  • Harina, huevo y pan rallado
  • Para la bechamel:
  • Un tercio de vaso de aceite de oliva
  • Media cebolla
  • Un diente de ajo
  • 3 cucharadas soperas de harina de trigo
  • 400 ml de leche aprox
  • 150 gr de jamón troceado
  • queso rallado
  • Sal, pimienta y nuez moscada

Elaboración:

Lo primero que haremos será la bechamel. Ponemos el aceite a calentar. Cortamos la cebolla en pedacitos pequeños y doramos junto con un diente de ajo.

Una vez tomen color, echamos la harina y movemos bien para que se cocine un poco y pierda el sabor a crudo la harina.

Echamos la leche poco a poco hasta conseguir la consistencia deseada. No muy liquida pero tampoco muy densa como para croquetas. Echamos la sal, la pimienta y la nuez moscada al gusto. Mi truco de la bechamel para que quede muy suave y fina es en este paso, pasar la batidora y moler toda la cebolla y el diente de ajo incluido.

Movemos, rallamos el queso y añadimos. A continuación el jamón troceado. Mezclamos todo muy bien y apartamos del fuego.

Lo echamos en un cuenco en el que previamente hemos puesto papel film en la base. Echamos la bechamel y por encima le ponemos otro papel para evitar que se forme costra.

Dejamos unos 10 minutos enfriar a temperatura ambiente y luego en el frigorífico hasta que se enfrié totalmente.

Una vez fría la bechamel, procedemos a preparar los filetes. Ponemos papel film en la encimera y colocamos los filetes encima. Ponemos otro papel encima de los filetes y con el rodillo damos pequeños golpes para extender la carne, a este proceso se le llama empalmar la carne, golpear la carne para que se rompan las fibras, así quedan más finos y más tiernos.

Preparamos en plantos la harina, dos huevos batidos y el pan rallado. Ponemos aceite a calentar.

Procedemos a rellenar la carne. Una cucharada generosa en cada uno de ello y lo tapamos con otro filete encima. Pasamos por la harina, el huevo batido y el pan rallado. Echamos en el aceite hasta dorarlo por las dos caras. Sacamos y dejamos escurrir en otro plato con papel absorbente.

Freímos los filetes que vayamos a utilizar. Los que no, podemos congelarlos. Suelo poner papel de horno entre medio de las capas de filetes congelados, para que sea más fácil luego, después de su congelación, usarlos. También si os sobra bechamel, será poca pero podéis formar unas croquetitas o bolitas, deliciosas.

Para acompañar a estos filetes he optado por unas patatas gajo hechas al horno. También una rica ensalada le viene muy bien a estos filetes. Espero os guste mucho.

A %d blogueros les gusta esto: