Saltar al contenido

Restaurando una vieja mesita de noche

septiembre 12, 2017

Tenía en casa una mesita de cajones que un familiar hace tiempo nos dio. Había restaurado la compañera y una cómoda para la habitación de una de mis niñas. Ahora le tocaba a la otra. La he pintado de blanco porque le hace juego con algunos muebles que tiene en rosa claro.

Lo primero que he realizado es lijar algunos defectitos que tenía. No he podido quitarle las asas de los cajones. Era imposible a no ser que las rompiera. He preferido dejarlas.

.

A continuación he pintado la mesita con pintura a la tiza blanca. Es una pintura que no necesita ni lijar ni imprimaciones. Directamente se usa y queda genial. La dejamos secar para darle una segunda capa y definitiva.

Dejamos secar unas 24 horas. Pasado este tiempo con una lija fina pasamos por la mesita en varios sitios para darle un aspecto más viejo. También paso la lija por las asas para darle al metal brillo y se vea más bonito.

Limpiamos bien la mesita por todos lados y le damos una capa de cera para proteger el color (amarillea un poquito, leve pero se nota un poco) o bien barniz incoloro.

Y listo ya tenemos la mesita totalmente renovada para que la coloquemos en el mejor sitio que veamos conveniente.

A %d blogueros les gusta esto: