Saltar al contenido

Joyero con palos de helados

febrero 13, 2017

Esta manualidad me ha encantado hacerla. No sabía cómo iba a quedar pues he ido improvisando sobre la marcha. Pero el resultado me ha dejado muy contenta. Este joyero ya tiene su función en mi dormitorio, ya tengo todas mis cositas en orden. Tan solo con unos palos se pueden hacer maravillas. Os puede servir como idea de regalo para quien queráis o bien para uno mismo.

Materiales:

  • Palos de helados
  • Silicona caliente o pegamento
  • Cola blanca ( podéis hacerlo también con cola en vez de silicona, yo prefiero por rapidez la pistola)
  • Fieltro
  • Pintura blanca acrílica
  • Barniz incoloro
  • Servilleta o dibujo para decoupage

Elaboración:

Pegaremos dos palos juntos. Haremos cada parte del joyero, pegando cada lateral de los palos entre sí. La base es de 24 palos y haremos dos bases.  

Los laterales exteriores son de 12 palos. Haremos dos.

La parte de arriba de los cajones superiores son de 8 palos, haremos dos bases.

Los cajones inferiores son de 6 palos y medio de ancho y tres y medio de alto. Cortaremos los laterales, el que hace de cuatro, a la mitad y luego lo lijamos un poco.

Los cajones superiores son de 6 palos y medio de ancho y 7 de alto.

Empezaremos a unir las paredes y las bases del joyero. Lo fijamos con el pegamento.

Para mayor sujeción de la base de en medio, pegar un palo para apoyarla sobre el.

Haremos los cajones, las curvas de los palos los cortaremos para que queden cuadrados los cajones. Para tirador de los cajones pegaremos cinco medios palos sin las puntas.

Para los separadores del apartado que he hecho para las gafas he utilizado 3 filas y media de palos. Esto recomiendo que lo hagáis midiéndolo a la misma vez que lo hagáis para más seguridad.

La parte trasera pegaremos los palos que nos hagan falta.

Una vez terminadas todas las partes del joyero, lo pintaremos con la pintura acrílica. Dejaremos secar.

Luego como detalle he puesto servilleta decorativa con la ayuda de la cola blanca. Pegamos unos detalles en los cajones y listo.

Al secarse completamente he pasado una mano de barniz y con la ayuda de una servilleta he quitado los restos más grandes del barniz.

Colocamos el fieltro en los cajones, en los separadores y en la base de enmedio. Pegamos unos detalles en los cajones y listo.

Para los pendientes he utilizado varios palos simples. Un poco de fieltro y listo.

Así me ha quedado este bonito joyero. Espero os guste. No tiene ninguna dificultad para hacerlo. Son pasos muy sencillos.

A %d blogueros les gusta esto: