Saltar al contenido

Huevos rellenos de pollo

mayo 5, 2017

Decir que estos huevos están buenos es quedarse corta, están deliciosos, buenísimos, para no dejar ni uno en la bandeja. Os lo prometo, esta es una de mis mejores recetas. A quien le hagáis estos huevos quedaran encantados o encantadas contigo. En casa la primera vez que los hice no sobro ni una migaja, nada. Que empacho, pero están tan ricos que no te puedes resistir. Os recomiendo esta receta para que sorprendáis en cualquier comida, fiesta o reunión.

Ingredientes:

  • 6 Huevos
  • 4 muslitos de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de vino blanco
  • Dos cucharadas soperas de harina
  • 400 ml de leche aproximadamente
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Queso rallado, utilizo una cuña de queso semi curado
  • Salsa de tomate triturado

Elaboración:

Ponemos agua a calentar con un poco de sal y echamos los huevos, cuando empiece a hervir contamos unos 12 minutos y apartamos. Los metemos en agua fría. Pelamos y cortamos por la mitad. Sacamos las yemas y la echamos en un cuenco. Y reservamos.

Los muslitos los deshuesamos y picamos la carne con la ayuda de la picadora de la batidora. Si no tenéis pues la cortáis a pedacitos pequeñitos con el cuchillo. Se tarda más pero el fin es el mismo.

Una vez tengamos la carne picada, ponemos aceite a calentar en un sartén y echamos la carne para dorarla. Mientras cortamos la cebolla, la picamos muy pequeñita. La añadimos a la carne, removemos y dejamos unos minutos a fuego medio. Una vez veamos la carne y la cebolla en su punto, vertemos un vaso de vino blanco y llevamos a ebullición para evaporar el alcohol. Bajamos a fuego bajo y mantenemos la carne unos 5 minutos más.

Seguidamente hacemos la bechamel, muy rápida y fácil, os saldrá a todos de esta manera. A mí personalmente a veces me quedaban muchos grumos y no lograba que me saliera lisita y con el truco de la batidora sale maravillosamente bien. Os explico, echamos una nuez grande de mantequilla, derretimos y echamos las dos cucharadas de harina. Tostamos un poquito y a continuación vamos echando la leche a temperatura ambiente poco a poco, moviendo continuamente con las varillas hasta su espesor deseado. Si os quedan grumos pues ahora es el turno de la batidora, batimos la bechamel bien con ella hasta que nos quede muy lisita y continuamos al fuego con ella un par de minutos más. Echamos la sal, pimienta y nuez moscada al gusto. Movemos bien y apartamos. La bechamel que sea lo último que hagáis para que no se os espese más al enfriarse. Si os pasa solo con llevarla al fuego un minuto moviendo muy enérgicamente con las varillas, la volveréis a tener en su punto.

Echamos la carne en un cuenco y las yemas que teníamos reservadas, junto con unas 3 o 4 cucharadas de la bechamel. Mezclamos todos los ingredientes bien hasta formar una pequeña masita.

Rellenamos los huevos y los vamos poniendo en una bandeja de horno. Una vez los tengamos todos, ponemos una cucharada de salsa de tomate encima de cada uno de ellos. Luego la bechamel la vertemos encima para cubrir y para finalizar el queso rallado.

Introducimos al horno precalentado a 180 grados, y lo ponemos a la misma temperatura con la barra de arriba y abajo, unos 20 minutos hasta que se dore un poco.

Y ya tenemos este manjar listo. Cuando os digo que triunfareis con esta receta no me equivoco nada. Os encantara, ya lo comprobareis. Y contadme que me encantaría saber que disfrutáis con ella.

A %d blogueros les gusta esto: