Saltar al contenido

Galletas con crema pastelera

mayo 7, 2017

Ya tenemos lista estas galletas para una buena merienda en familia. Son muy rápidas de preparar, lo único es que hay que dejarlas unas horas para que estén aún más buenas y si la dejáis para el día siguiente mejor. Si decides prepararlas para el mismo día, recomiendo hacerlas por la mañana, así por la tarde tendrán todos sus ingredientes unidos entre sí.
Ingredientes:
– Galletas maria
– 500 ml de leche entera
– 3 huevos
– 100 gr de azúcar
– 50 gr de maicena
– Una cucharada de aroma de vainilla o de azúcar vainillado
– Una vaina de vainilla
– Para el rebosado azúcar y canela
Elaboración:
El primer paso a seguir será preparar la crema pastelera. En un cazo hondo pondremos el azúcar, la cucharada de azúcar vainillado y la maicena fuera del fuego. Mezclamos bien. Echamos un poco de leche y movemos con las varillas para disolver bien. Vertemos el resto de leche y los huevos previamente batidos. En este paso le doy con la varilla de la batidora para que todos los ingredientes se unan con más facilidad, luego sigo con la manual. Seguimos moviendo con las varillas sin parar. Añadimos la vaina.
Sin dejar de remover en ningún momento esperamos a que hierva. No lo dejéis porque al momento se pega en el fondo. Una vez conseguida la textura y que empiece a hervir, la apartamos del fuego y seguimos moviendo un minuto más. Quitamos la vaina y lista nuestra crema. Dejamos enfriar un poco.
Cogemos las galletas y vamos rellenandolas con la crema. Suelo rellenarlas todas porque una vez que nos pongamos a freírlas será muy rápido porque enseguida toman color.
Preparamos el aceite, para estos dulces suelo usar aceite de girasol, que les da menos sabor. En un plato ponemos el azúcar y la canela, en otro ponemos papel de cocina para empapar el aceite sobrante y en otro, dos huevos batidos.
Empezamos a freírlas, este paso es súper rápido. Al momento toman color, cuidado de que no se quemen. Pasamos por el huevo batido, echamos al aceite, le damos vuelta y vuelta y al papel. Una vez absorbido el aceite sobrante, bañarlas en el azúcar con canela.
Y listas, ya tenemos esta merienda preparada. Ya solo falta reunir a la familia o amigos y un buen café o chocolate. Espero os gusten.

A %d blogueros les gusta esto: