Saltar al contenido

Flor de tubo de cartón

diciembre 17, 2016

Llevaba días almacenando los tubos de cartón del papel higiénico y del papel de cocina. Y hoy me decidí a utilizarlos y hacer un poquito de reciclaje. Y a estos tubos les hemos dado la forma de unas bonitas flores. Al terminarlas me vino la inspiración para hacer un bonito florero para acompañarlas y formar este precioso adorno. Cuando empecé a realizarlas nunca imaginé como terminarían. He ido improvisando y me encanta el resultado final. Como me gusta reciclar todo lo que voy pillando. A continuación os detallo todo lo que he utilizado y el tutorial en fotos.

Materiales:

Para la Flor:

  • Tubos de cartón
  • Palos de pinchitos
  • Pegamento o silicona caliente
  • Pintura en spray color plata                                     

Para el florero:

  • Tarro de cristal
  • Cuerda color negra
  • Pegamento caliente
  • Pintura en spray color planta

Elaboración:

Lo primero que vamos a realizar es el centro de la flor. Cogeremos un tubo, lo aplastamos y lo cortamos por la mitad.

Luego vamos cortando finas tiras sin llegar al final.

Y comenzaremos a pegarlo al palo. Le iremos dando la vuelta. Pondremos dos partes, para que quede más frondosa.

Cogeremos más tubos para los pétalos, y los cortaremos de un tamaño de centímetro y medio. En uno de los lados le haremos un corte en forma de v, dejando un poco de base. Una vez que los tengamos, iremos pegándolos. Cuando los tengamos todos puesto, le damos la vuelta y lo fijamos con el pegamento.

Con otro tubo haremos las hojas. Lo aplastamos, lo cortamos por la mitad y le damos unos cortes de un centímetro, sin llegar al final y en su terminación, le haremos unas puntas. Lo pegaremos a la flor.

Por último haremos una tira de un centímetro y lo envolveremos desde las hojas al tallo. Para que quede más pegado al palito.

Ya las tenemos lista para pintar. Escogeremos un sitio ventilado y lo cubriremos todo muy bien, la pintura en spray suelta polvo de color y su olor es muy fuerte.

Para hacer el florero que va a acompañarlas, lo pintaremos el tarro con la misma pintura. Y lo dejamos secar junto con las flores.

Una vez seco, cogeremos la cuerda negra y en la parte superior pegaremos dos vueltas de ella. Y en la inferior le daremos unas vueltas pegándolo bien y terminando en un bonito circulo de cuerda. En las fotos se ve muy bien el dibujo.

Metemos las flores y ya tendremos este precioso adorno listo. Muy económico y como siempre, utilizando cosas recicladas.

A %d blogueros les gusta esto: